Memo de Entendimiento

MAIZALL Logo

Memorando de Acuerdo sobre la Creación de una Alianza Internacional del Maíz a fin de Comunicar la Producción Agrícola Moderna y Colaborar sobre Políticas de Biotecnología en las Américas

14 de mayo de 2013
Buenos Aires, Argentina

Propósito:

Por medio de este Memorando de Acuerdo, las organizaciones afines que representan la  producción de maíz de Argentina, Brasil y Estados Unidos manifiestan su intención de, por medio de una alianza internacional, comunicar los beneficios de la agricultura moderna y abordar las barreras mundiales al comercio, y los obstáculos a la introducción de nuevas tecnologías agrícolas, particularmente la biotecnología.

Antecedentes:

A medida que la población y la economía crece, la clase media mundial se expande rápidamente. Se espera que la población mundial aumente en más de un 30% durante los próximos 40 años, de 7 mil millones a más de 9 mil millones en el 2050. Este aumento de la población y el poder de compra han conducido a una demanda cada vez mayor de maíz y otros ingredientes alimenticios a medida que mejoran las dietas en todo el mundo. La seguridad alimentaria es una prioridad para cada país. Los países pueden lograr la seguridad alimentaria sin ser autosuficientes al establecer relaciones y cultivar la confianza con países exportadores para que sean proveedores fiables a largo plazo de suministros alimentarios de calidad.

Los productores de los países exportadores son capaces de poder aprovechar al máximo la creciente demanda de alimentos de mayor calidad mediante la adopción continua de la ciencia, mejores prácticas agrícolas y biotecnología. En los países que la han adoptado, la biotecnología ha impulsado el rendimiento y la calidad de los granos, ha reducido la intensidad de aplicación de sustancias químicas y fertilizantes, ha conservado la tierra, el contenido orgánico y la humedad, y ha mejorado los ingresos de los productores. La biotecnología agrícola es un componente clave de la bioeconomía general, que es también necesaria para satisfacer de manera sostenible las necesidades de una población mundial en crecimiento, mitigando a su vez los efectos del cambio climático y al mismo tiempo protegiendo los valiosos recursos naturales.

Tras haber cultivado miles de millones de hectáreas y haber servidos billones de comidas, la biotecnología agrícola ha demostrado ser una tecnología sana para los seres humanos, los animales y el medio ambiente. No obstante, el tiempo necesario para llevar nuevas tecnologías de cultivo al mercado ha aumentado de manera irrazonable a consecuencia de retrasos en los procesos de aprobación tanto de los países productores como los importadores. Los funcionarios de gobiernos y científicos en todo el mundo reconocen la seguridad de la biotecnología, pero los retrasos técnicos y políticos de la aprobación de nuevos eventos biotecnológicos siguen creando interrupciones reales y potenciales al comercio.

Estamos en una época en la que el crecimiento de la clase media ejerce una presión constante en los insumos y los precios de los alimentos, aumentando así las preocupaciones sobe la seguridad alimentaria. La falta de políticas reglamentarias y de comercio predecibles, funcionales, prácticas y fundamentadas en la ciencia, mediante las cuales los gobiernos mundiales puedan revisar y aprobar nuevas tecnologías de cultivos, imponen una carga agobiante sobre la innovación. Para los productores, los retrasos en la introducción de tecnologías nuevas significan oportunidades perdidas para lograr mayores rendimientos y costos de producción más bajos. Para los consumidores que enfrentan precios de alimentos cada vez más altos, las consecuencias son aún más graves.

Existe una necesidad fundamental de que los gobiernos en todo el mundo vuelvan a examinar cómo se regulan los productos derivados de la biotecnología.

Fundamentos:

Las partes signatarias de este Memorando expresan su cometido a comunicar a los consumidores los beneficios de la biotecnología y otros elementos de la producción agrícola moderna, para así reducir la aprobación asíncrona y asimétrica de variedades biotecnológicos en todo el mundo, y armonizar los sistemas regulatorios de las Américas con el objetivo de reconocer mutuamente las aprobaciones biotecnológicas entre gobiernos. Como países exportadores de maíz cuyos productores cultivan cepas biotecnológicas, Argentina, Brasil y Estados Unidos enfrentan muchas de las mismas barreras a la venta mundial de maíz y productos derivados del maíz.

El enfoque principal de esta alianza es colaborar en el ámbito mundial para abordar los asuntos clave relacionados con la seguridad alimentaria, la biotecnología, la protección del medio ambiente, el comercio y la imagen pública de los productores. Los sectores de producción de maíz de los países que firman este documento colaborarán sobre los siguientes temas:

  1. Comunicación sobre la agricultura moderna: Existe consenso sobre la necesidad de que los consumidores entiendan mejor la producción agropecuaria, incluidos los beneficios de la biotecnología, y de fomentar la aceptación mundial de su capacidad de producir maíz como alimento de animales y seres humanos, y combustible.
  2. Aprobaciones mundiales asíncronas y asimétricas: Los gobiernos e industrias de Argentina, Brasil y Estados Unidos necesitan presentar un frente unido para abogar ante los gobiernos de los países extranjeros importadores principales a fin de sincronizar la aprobación mundial de los productos biotecnológicos y fomentar la elaboración de políticas dirigidas a manejar instancias de presencia a bajo nivel de eventos biotecnológicos aún sin aprobar.
  3. Armonización de políticas reguladoras en las Américas:  Al reconocer la necesidad de armonizar los procesos mundiales de aprobación regulatoria de eventos biotecnológicos nuevos, el sector productor de maíz de Argentina, Brasil y los Estados Unidos desea ver la armonización de las políticas regulatorias en las Américas con el objetivo final de tener aprobaciones de biotecnología reconocidas mutuamente.

Las siguientes organizaciones se comprometen a colaborar a fin de alcanzar las metas y los objetivos de la alianza internacional del maíz – MAIZALL:

Sergio Luiz Bortolozzo
ABRAMILHO
Brazil

Alberto Morelli
MAIZAR
Argentina

Don Fast
U.S. Grains Council
Estados Unidos de América

Pamela Johnson
National Corn Growers Association
Estados Unidos de América